La Prevención de Riesgos Laborales es la disciplina que busca promover la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la identificación, evaluación y control de los peligros y riesgos asociados a un proceso productivo, además de fomentar el desarrollo e implantación de actividades y medidas necesarias para prevenir los riesgos derivados del trabajo. La Prevención de Riesgos Laborales trata de actuar sobre aquellos factores o condiciones de trabajo que pueden afectar negativamente a la salud del trabajador. En definitiva, la Prevención de Riesgos Laborales persigue la protección de la salud de los trabajadores.

 

Es una obligación legal para todas las empresas que, en caso de no cumplir, la empresa puede ser sancionada y el empresario puede tener responsabilidades, administrativas, civiles e incluso penales. La cuantía de las sanciones administrativas varía en función de la calificación y tipificación de la infracción:

 

-          Leves: de 40 € hasta 2.045 €.

-          Graves: de 2.046 € hasta 40.985 €.

-          Muy Graves: de 40.986 € hasta 819.780 €.

El empresario ha de cumplir todas las exigencias de la ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales desde el momento en el que contrata a un trabajador, o su actividad es contratada o subcontratada por otra empresa, o contrate o subcontrate a otra empresa.